Tips para tratar la gripa en nuestros hijos.

  • 0 comments

Todos los papás sabemos que junto con la época de frío vienen las gripas y los resfriados, los cuales pueden ser muy molestos y si no son atendidos con cuidado, especialmente en los niños, estos pueden llevar a problemas más grandes de salud.

Por eso, esta semana queremos darte un par de consejos para tratar esa gripa o resfriado en tus hijos y prevenir que se convierta en algo más grave.

 

1. Mantén a tus hijos enfermos en casa.

A veces como padres nos cuesta trabajo decidir si nuestros hijos enfermos pueden ir a la escuela o mejor deberían quedarse en casa.

Puede ser más complicado de lo que parece, sobre todo si papá y mamá deben salir a trabajar y no hay quien pueda cuidar al enfermito.

Para que no nos cueste trabajo tomar una decisión, considera lo siguiente: Si su temperatura esta arriba de los 38 grados centígrados, mejor manténlo en casa. Así es más probable que se alivie pronto y evitarás que contagie al resto de sus compañeros.

 

2. Preven la deshidratación.
Mantener a los pequeños hidratados es particularmente importante cuando están enfermos. No hay una manera más efectiva que otra de hacerlo. Agua, jugo rebajado con agua, sueros, incluso paletas y hasta un caldo de pollo pueden ayudarnos a mantenerlos bien hidratados.

 

3. Hazte cargo de una nariz congestionada.

Si tu pequeño esta congestionado y esto le está ocasionando problemas para respirar, un buen remedio natural pueden ser las soluciones salinas.

Utiliza dos o tres gotas en cada fosa nasal mientras el pequeño está recostado sobre su espalda. Suena su nariz con cuidado después.

Si tu hijo es demasiado pequeño para sonarse, utiliza un aspirador nasal.

Para prevenir que se irrite su nariz por sonarse, utiliza una toallita y humedécela con agua tibia.

 

4. Asegúrate de mantener sus manos limpias.

Enséñale a tus hijos a lavarse las manos con regularidad, en especial después de toser o estornudar, antes de comer y después de ir al baño. Si logras volverlo un hábito, esto puede hacer mucho para prevenir que su virus se esparza y a mantenerlos sanos.

 

5. Encárgate de que descansen bien.

Para que nuestros hijos se recuperen pronto, debemos estar seguros de que duerman bien todas las noches. Los niños necesitan por lo menos de 8 a 12 horas de sueño todas las noches, dependiendo de su edad, dormir los suficiente puede ayudar a prevenir resfriados y gripas. Si tu hijo ya esta enfermo, puede que necesite dormir más de lo normal.

 

 

Share Social

About the Author:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *